lunes, 18 de julio de 2011

Los susurros en la mañana, de amantes durmiendo abrazados, están sonando como truenos ahora. Cuando miro tus ojos, me agarro de tu cuerpo y siento cada movimiento que haces. Tu voz cálida y tierna, un amor que no podría abandonar.
Porque soy tu mujer y tu eres mi hombre, siempre que me tomes la mano haré todo lo que pueda.

Perdida es como me siento, tendida en tus brazos. Cuando el mundo exterior es demasiado para abarcar, todo termina cuando estoy contigo. Aunque haya algunas veces que parece que estoy muy lejos, nunca te preguntes donde estoy, porque siempre estoy a tu lado.
Vamos hacia algo, a algún lugar en el que nunca eh estado, a veces tengo miedo, pero estoy lista para aprender del poder del amor. 

El sonido de tu corazón latiendo lo dejo en claro, de pronto el sentimiento de que no puedo seguir esta a años luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario